“Si se pierde Twin Peaks esta noche, mañana no sabrá de qué hablar”. Así llegamos los españoles por primera vez al fascinante fenómeno de David Lynch

El jueves 15 de noviembre de 1990 pudo ser un día común y corriente en España… excepto por un hecho. Esa noche se estrenaría en la todavía en pañales Telecinco una serie que lo cambió todo y que se convertiría en un fenómeno (46.9 % de cuota de pantalla en su estreno) que no se recordaba desde que un lustro atrás TVE estrenase ‘V. Los visitantes’.

Estoy hablando de ‘Twin Peaks’, la obra maestra televisiva de David Lynch y Mark Frost que marcó a sus espectadores con la pregunta en torno al asesinato de la joven Laura Palmer y el extraño universo rural en el que se adentraba el agente del FBI Dale Cooper de Kyle MacLachlan, su café y su grabadora. Un éxito inmediato que no se recordaba en años, como destacaban los periódicos del día siguiente.

Laura Palmer ha sido asesinada

Una acogida brutal por parte de la audiencia que es consecuencia, en gran medida, de una campaña de marketing sin precedentes por parte de Telecinco. Durante la semana previa, los principales periódicos del país empezaron a publicar unos misteriosos anuncios, disfrazados de noticia enigmática: «Laura Palmer ha sido asesinada», rezaba uno; «Nadie sabe quién la mató», se añade al día siguiente.

Laura Palmer

Poco a poco los lectores intrigados iban inflándose de expectativa con lo que estaba pasando en lo que se iba desvelando el misterio: «Sabemos dónde ha aparecido el cadáver… descúbralo mañana», terminaba otro anuncio. Y dicho y hecho, Telecinco entonces descubría el misterio de que estaba a punto de estrenar su nuevo “culebrón” y que iba a ser imperdible: «Si se pierde Twin Peaks esta noche, mañana no sabrá de qué hablar».

Twin Peaks Anuncio K1kf 510x286 Abc

«Teníamos claro que queríamos hacer una campaña de expectativa. Compramos una campaña en los principales periódicos. Era publicitaria pero tenía aspecto de noticia enigmática», comenta Manuel Villanueva a Cinemanía. El por aquel entonces director de programación de la joven Telecinco tenía claro que traer la serie de un director tan estimulante como David Lynch podría ser una gran opción para su emisión en España:

«Twin Peaks nos sedujo desde el primer episodio. Era muy nuevo, desde ese arranque con un agente del FBI hablando con una grabadora, pasando por la forma en la que estaba rodada y acabando en la música de Badalamenti, tan cadenciosa.»

Desnudos, anime y Jesús Gil: los 18 programas de Telecinco más lisérgicos en sus 33 años de historia

Las buenas críticas acompañaban y, a ritmo de dos noches por semana, en Telecinco se ventilaron los ocho capítulos de la primera temporada (emitida por la cadena estadounidense ABC entre abril y mayo de ese mismo año) en apenas dos semanas. El enganche a la serie fue real: 2,42 millones de espectadores (50,3% de cuota de pantalla) que se quedaron estupefactos el 29 de noviembre al ver que ese último episodio no resolvía nada.

Telecinco, ¿dígame?

Twin Peaks Anuncio Final Telecinco

«Se colapsó la centralita, la gente llamaba a Telecinco diciendo que no los podíamos dejar así», recuerda Villanueva, quien asegura que empezaron a tranquilizar a la audiencia asegurando que ya estaban en marcha los nuevos episodios (de hecho, en Estados Unidos ya se estaba emitiendo la temporada 2).

No solo eran, por así decirlo, espectadores rasos los que se quejaron de esta “estafa televisiva”, sino también personalidades televisivas y cineastas como Antonio Mercero: «Yo no sé si Telecinco lo cortó o es así, pero me siento frustrado, engañado», aseguraría el que crearía poco después ‘Farmacia de guardia’. Por su parte, Pilar Miró hablaría de este final:

«Empecé viendo la serie como un thriller serio, hasta que me di cuenta de que era una tomadura de pelo, y estaré encantada de que el señor Lynch me vuelva a tomar el pelo al final»

11 secuencias de 'Twin Peaks' que confirman que la serie de David Lynch sigue siendo única

‘Twin Peaks’ no tardaría mucho en volver a la pantalla en Telecinco. «Vuelve el desconcierto de David Lynch» publicaba ABC en una noticia de su sección televisiva. Y es que la segunda temporada se estrenaría en nuestro país el 28 de febrero de 1991, con 13 nuevos episodios que seguirían enganchando a la audiencia… aunque algo menos.

Y el juego de montar las expectativas con la publicidad de Telecinco no terminó ahí: «Hay un 99% de probabilidades de que descubras al asesino de Laura Palmer entre esta noche y mañana», rezaba un anuncio publicado en marzo de ese año. Y por extraño que parezca, fue así ya que se emitió el séptimo episodio de esa temporada que mantuvo en vilo a los espectadores ante tamaño descubrimiento.

Eso sí, esa temporada 2 (que Telecinco terminaría de emitir el siguiente otoño como ‘Twin Peaks: El desenlace‘) sufriría toda una crisis creativa con el combo Lynch/Frost tomándose un pequeño hiato. El motivo principal fue, precisamente, las presiones por parte de la cadena para que se revelase el asesino antes de lo que quería el director.

Esto hizo que la serie entrase en cierto valle no solo creativo sino también de espectadores, que veían cómo se disipaba el lado más fascinante de la serie. Si bien la caída de audiencia fue apreciable, en España se fue algo más fiel a esa cita ineludible dos días a la semana durante un año.

En Espinof:

We would love to give thanks to the author of this article for this outstanding content

“Si se pierde Twin Peaks esta noche, mañana no sabrá de qué hablar”. Así llegamos los españoles por primera vez al fascinante fenómeno de David Lynch