Taylor Swift lo vuelve a hacer, y su ejército de ‘swifties’ tiene mucho que ver: así (re)nace una estrella

Taylor Swift es la reina indiscutible de la música. Incluso los más veteranos del rock se han convertido en swifties –como se llama a su legión de fans–. Desde los ex Beatles Ringo Starr y Paul McCartney hasta el Foo Fighters y ex de Nirvana, Dave Ghrol, pasando por Patti Smith, Brendon Urie (de Panic! at the Disco) o la banda de metalcore I Prevale han alabado su capacidad de reinventarse y su talento innato. Y es que ni el mismísimo boss de la música, Bruce Springsteen, se puede resistir a la artista estadounidense.

El fenómeno swiftie es tal que incluso el medio USA Today está buscando a reporteros especializados que dediquen su vida y profesión a Taylor Swift. No es de extrañar, pues en la era de la música en streaming, este verano se estimaba que ha vendido más de 114 millones de discos a lo largo de su carrera.

Cifra que se prevé engordará considerablemente el 27 de octubre de este año cuando su reedición de su álbum más vendido vea la luz. ¿Volverá 1989 (Taylor’s Version) a romper todos los récords de venta? Por el momento, su versión original, lanzada en 2014, sigue siendo su disco más vendido, con más de 14.332.116 copias vendidas en todo el mundo.  

[Los seguidores de Taylor Swift provocan una actividad sísmica en los conciertos de Seattle]

A todo esto, hay que sumarle los 100 millones de escuchas mensuales que Taylor Swift recibe en Spotify. Al paso que va, quién sabe si la promesa del country reconvertida en reina del pop acabe superando, en algún momento de su carrera, al grupo más vendido de la historia: Los Beatles. 

Pero analicemos, por un momento, los ingredientes del éxito de esta artista polifacética que se ha atrevido, incluso, a dirigir sus propios videoclips –y ganas premios por ello–. 

Eras Tour, el fenómeno

Tras un parón por la pandemia, que solo significó que dejase los escenarios momentáneamente, Taylor Swift volvía este año a la carretera, empezando en su país natal, Estados Unidos. El resultado, una gira, llamada Eras Tour, que por sí sola ha generado más de cinco mil millones de dólares en consumo en todo el país. 

La capacidad de Swift para movilizar a sus fans es tal que las ciudades estadounidenses tuvieron que ponerse las pilas para que su sistema de transporte público —en muchas, muy deficitario— no colapsase con la llegada de los swifties. Y no solo eso: algunos líderes mundiales le han llegado a suplicar en redes sociales que visiten sus países.

Así lo hacía, por ejemplo, el presidente de Canadá, Justin Trudeau, parafraseando, en apenas 125 caracteres, tres canciones de Swift: “Soy yo, hola, conozco sitios en Canadá donde nos gustaría acogerte. Así que no hagas que sea otro verano cruel. Esperamos verte pronto”.

Y dicho y hecho, Swift incluyó Canadá en sus planes para el Eras Tour de 2024. El próximo año, su espectacular gira visitará, además, Madrid, después de diez años sin pisar la capital. Algo que ha causado furor, y es que en la reventa ya se pueden encontrar entradas por hasta 8.000 euros.  

Quienes ya ha podido verla en directo este año aseguran que su gira es espectacular y que el talento de Swift va más allá de lo que uno pueda imaginarse. Pero no solo eso: se ha llegado a decir que su Eras Tour trasciende todos los sentidos. E, incluso, se han reportado caso de breves periodos de amnesia los días después del concierto.

Desde la revista Times han dado con el motivo: los swifties has esperado tanto por el directo y están tan emocionados cuando empieza, que su cuerpo (y mente) se somete a un nivel de estrés parecido al que provoca los ataques de ansiedad. El éxtasis es tal, que sus cerebros tardan horas o incluso días en procesar la experiencia. 


Taylor Swift durante uno de sus conciertos de la rama estadounidenses del Eras Tour.

Caitlin Ochs

Reuters

Swift en los MTV VMA

Pero el Eras Tour no es el único gran logro de Taylor Swift en lo que llevamos de año. El pasado 13 de septiembre, la multifacética artista arrasaba en los Music Video Awards (VMA) del canal de música MTV. Con once nominaciones, Swift se llevó nueve estatuillas. En total, Swift tiene 14 MTV VMA, pero también 12 Grammy y, así, premio tras premio. 

[Taylor Swift triunfa en unos MTV VMA dominados por mujeres y que coronan la trayectoria de Shakira]

Y es que parece que todo lo que toca, se convierte en oro. O, mejor dicho, en un hit

¿Queda algún récord por romper?

Porque parece que Taylor Swift está dispuesta a romper corazones con sus letras, mentes con sus conciertos y todos los récords con su talento. Por ejemplo, es la única artista viva con 10 álbumes en la lista Billboard 200 de Estados Unidos de manera simultánea. 

Lo más curioso es que ni siquiera lo ha hecho solo una vez: este año 2023 lo ha conseguido, al menos, dos veces. Así, Swift se une a la exclusiva lista de artistas que han logrado tal prodigio: Whitney Houston en 2012 y Prince y David Bowie, ambos en 2016. Pero es que, además, este verano se convirtió en la mujer con más canciones en el número 1 de las más escuchadas de la historia

Taylor Swift interactuando con una 'swiftie' en uno de sus conciertos del Eras Tour.


Taylor Swift interactuando con una ‘swiftie’ en uno de sus conciertos del Eras Tour.

John Shearer

Getty

Kansas City

Y estos no son los únicos récords que ha batido. En 2006, cuando lanzó Our Song, se convirtió en la artista más joven (tenía 17 años) en escribir e interpretar un número 1 de la lista Hot Country Songs. 

En 2009, fue la persona más joven en ganar el premio al intérprete del año en los Country Music Association Awards. Y un año después se convirtió en la persona más joven en recibir el premio al álbum del año con Fearless

En 2016, cuando se llevó el Grammy al disco del año por 1989 se convirtió, además, en la primera mujer en ganar ese premio dos veces. Además, es la artista que más premios American Music tiene de la historia, con 34 estatuillas.

En los Grammy de 2021, Swift se convirtió en la primera mujer en ganar el premio al disco del año tres veces. Además, ha sido nominada a la canción del año más veces que ninguna otra cantante en la historia de estos premios. 

Pero hay más: tras el lanzamiento de Red (Taylor’s Version), Swift superó a Shania Twain y pasó a convertirse en la persona que más semanas ha permanecido en el número 1 de la lista Billboard Top Country Albums. Su versión de 10 minutos de All Too Well también se convirtió en número 1 y, de paso, en la canción más larga de la historia en llegar tan alto en las listas de éxito. 

En 2022, se convirtió en la persona que más premios se ha llevado en la historia de los MTV VMA al mejor vídeo musical. Y la lista sigue: Midnights ha sido el disco más escuchado en un solo día de la historia de Spotify, con 184,7 millones de escuchas, y ella misma se ha convertido en la artista más escuchada en un solo día en la misma plataforma. Con el lanzamiento de Midnights, además, consiguió que Spotify quedase inoperativo durante unos instantes. 

Swift saca la guitarra en el Eras Tour.


Swift saca la guitarra en el Eras Tour.

Fernando Leon

Getty

Kansas City

En esta lista que parece no acabar nunca, Swift también se presenta como la única artista de la historia que ha ocupado, a la vez, los diez primeros puestos del Billboard Hot 100 en una sola semana.

Y por si esto fuera poco —o, más bien, como consecuencia—, Taylor Swift es la cantante que más dinero ha ingresado en la última década. Y el Eras Tour no ha hecho más que engordar su capital: con un ingreso total de más de mil millones de dólares durante esta gira en Estados Unidos, Swift se ha embolsado para ella 300 millones. 

Un blockbuster por estrenar

Con todo esto, Taylor Swift no se cansa de revolucionar todo lugar sobre el que camina. El escrutinio público al que ha sido sometida desde la adolescencia, le ha pasado factura. Pero ya en la treintena ha decidido sacar partido de ser una de las mujeres más seguidas del mundo. De ahí que su música salga de los videoclips y llegue a las plataformas de streaming e, incluso, a los cines.

[La película de Taylor Swift no se ha estrenado y ya es un éxito rotundo batiendo récords de taquilla]

Tras Folklore: The Long Pond Studio Sessions (Disney, 2020), Miss Americana (Netflix, 2020) y el Taylor Swift: Reputation Stadium Tour (Netflix, 2018), llega a la gran pantalla la película de su gira Eras Tour. Con ella, calentará motores para su salto al otro lado del Atlántico y satisfará, en alguna manera, a los millones de personas que se quedaron sin entradas en todo el mundo. 

El fenómeno ha sido tal en Estados Unidos que ha obligado a películas como El exorcista: Believer a modificar su fecha de estreno. Su productor lo anunciaba en Twitter con un conocido título de una canción de Swift que, traducido al español, diría “mira lo que me has hecho hacer”. 

Ya se rumorea que la preventa de entradas para esta película-documental sobre la gira ha superado las cifras de Doctor Strange en el multiverso de la locura (que recaudó 60 millones de dólares antes de su estreno) o Batman (42 millones). Y es que cuando todavía queda un mes para su estreno, Swift ya ha recaudado 65 millones de dólares

Todo esto, junto a su talento para la música y para reconvertirse una y otra vez, ha convertido a Taylor Swift en la estrella más brillante de la música actual. Porque quién puede resistirse a una artista que siempre encuentra las palabras adecuadas para acompañar a sus swifties en todos los momentos de su vida. Y es que, reconozcámoslo, te guste o no su música, es imposible no caer rendida a sus pies. 

We wish to give thanks to the author of this write-up for this remarkable web content

Taylor Swift lo vuelve a hacer, y su ejército de ‘swifties’ tiene mucho que ver: así (re)nace una estrella