Los momentos entre tomas en el rodaje de Star Wars parecían propios de una comedia, según Adam Driver

Aunque buena parte de la saga es de corte serio, las escenas que el equipo experimentaba entre bastidores parecían pertenecer a un género muy diferente.

Star Wars no es ajena al humor: desde su primera película, la saga ha incluido bromas y gags fácilmente reconocibles, especialmente a través de algunos personajes muy concretos. Sin embargo, buena parte de la historia aferra un cariz más serio, especialmente todo lo relacionado con los dramas de la familia Skywalker.

Eso hace que ciertos personajes deban mantener la compostura en las películas, como Kylo Ren, el antagonista de la trilogía de las secuelas que interpretó Adam Driver. Además de otros personajes secundarios, como los soldados de asalto de la Primera Orden, cuya presencia debe imponer.

Suscríbete a Disney+

Tus películas y series favoritas están en Disney+. Suscríbete por 8,99€/mes o ahorra 2 meses con la suscripción anual, en comparación con 12 meses a precio de suscripción mensual.

Comenzar suscripción

Irónicamente, detrás de las cámaras, todo cambia, provocando situaciones propias de una comedia de situación que hace que concentrarse en el momento de filmar sea harto complicado.

El propio Adam Driver se las vio y deseó para poder mantener ese temperamento serio durante el rodaje de las tres películas de la saga en que participó.

Aguantar una risa en Star Wars no es tarea fácil

El actor está promocionando actualmente Ferrari, la película de Michael Mann, y ha pasado por The Rich Eisen Show (a través de Screen Rant) para hablar de la película y, de paso, rememorar algunas anécdotas de sus días filmando Star Wars.

Esas películas son de acción y aventuras, pero entre tomas, son pura comedia: como los soldados de asalto tratando de sentarse, son la gente intentando moverse y chocando contra las paredes porque llevan máscaras, Chewie tratando de comer yogur… Traté de bloquear todo eso ante las cámaras, ¿sabes?“.

Películas como Historia de un matrimonio han demostrado que Adam Driver es un actor más que capaz de meterse en el papel que está interpretando y alcanzar registros desgarradores que han supuesto nominaciones al Óscar hasta en dos ocasiones.

Cierto es que, como él recuerda de sus días en Star Wars, el contraste entre situaciones cómics y momentos de seriedad son un conflicto en muchos rodajes y hacen que los actores necesiten realizar un esfuerzo adicional en el set, pero esa es la magia del cine.

We want to say thanks to the author of this post for this outstanding material

Los momentos entre tomas en el rodaje de Star Wars parecían propios de una comedia, según Adam Driver