Apenas dura una tarde, pero Jurassic World Aftermath Collection es lo más parecido a protagonizar una película de Jurassic Park en Nintendo Switch

A prácticamente todo el mundo le gustan los dinosaurios. Los pequeños, los grandes y hasta los que son del tamaño de un camión. A mi el primero, que conste. En Jurassic World Aftermath Collection los he visto de todos los tamaños y en primera persona. El problema, sin embargo, es que he estado demasiado ocupado corriendo por mi vida (en el juego) como para hacerles caso. Es lo que tiene ser tan delicioso, supongo.

De la gran pantalla a la Realidad Virtual y, desde ahí, a Nintendo Switch. Jurassic World Aftermath lleva la millonaria franquicia de Universal a la consola nintendera tras un margen de dos años desde su debut en la tienda de Oculus. O Meta, como se la conoce ahora. El gran plan: escapar de una pieza de un parque temático de dinosaurios que se ha ido al carajo. Dicho así parece sencillo, ¿verdad?

Tal y como se espera de un juego basado en la saga cinematográfica, son los propios dinosaurios los que marcan los ritmos de Jurassic World Aftermath Collection. Convirtiendo una fórmula que a priori bebe con descaro de experiencias narrativas con puzles generosamente repartidos, muy al estilo de Firewatch, en un juego de sigilo y supervivencia en primera persona. Una experiencia que, como ya comentamos, originalmente se diseñó para la realidad virtual.

La buena noticia es que con su llegada a Switch ya no necesitarás ponerte ningún casco o aparato para poder zambullirte en ella. La no tan buena es que, como es lógico, a la hora de simplificar sus elementos interactivos y puzles a los controles de sticks y botones, buena parte de la gracia del juego se acaba diluyendo por el camino.

Con todo, y siendo justos, tampoco tardaremos demasiado en acostumbrarnos. Entre otras cosas porque tampoco se tarda demasiado en llegar a los títulos de crédito del juego: en apenas siete o ocho horas habrás exprimido al máximo el juego. Una tarde o dos como mucho. Y eso no es algo malo, que conste: Jurassic World Aftermath Collection es un capítulo perdido entre las dos primeras películas de Jurassic World. Eso sí, un capítulo que viviremos en nuestras carnes.

¡Bienvenidos a Jurassic World! (o lo que queda)

Screenshot 983

La idea de hacer un gran parque temáticos con dinosaurios es buena. Muy buena. El problema es que, por regla general, cuando hay velocirraptores de por medio ésta se suele ir al traste. En Jurassic World, además, acabó en un desastre de proporciones alarmantes. El drama no acabó ahí, como todos sabemos, pero entre una catástrofe y la siguiente hay margen para crear historias interesantes y darle protagonismo a personajes capaces de meterse en grandes líos. Que Sam, el protagonista de Jurassic World Aftermath Collection, logre salir del suyo dependerá de nosotros.

En Jurassic World Aftermath somos Sam, un contrabandista profesional que acepta un encargo muy concreto: acceder a las ruinas del parque Jurassic World, en la isla Nublar, y recuperar la valiosísima información de sus científicos para la Dra. Mia Everett, una antigua genetista del parque que se niega a dar por perdido su propio trabajo. En otras circunstancias quizás habría sido pan comido, pero en Jurassic World los que corren peligro de ser devorados seremos nosotros.

Nswitchds Jurassicworldaftermathcollection 02

Por suerte, no estaremos solos en esta gesta: la propia Dra. Everett nos guiará a través de lo que queda del parque mediante un dispositivo con brújula que encontraremos muy poco después de recuperarnos de nuestra desastrosa entrada en Jurassic World: saldremos a rastras de la tartana con alas en la que se nos envió a Nublar tras ser atacados por una serie de Pterodáctilos.

La buena noticia es que nuestro piloto sobrevivió al accidente. La mala es que éste acabará siendo el aperitivo de un Tiranosaurio antes de que le diese tiempo a quitarse el cinturón. Así que tendremos la guía y todo el apoyo moral de la Dra. Everett, pero en la práctica estamos indefensos y a nuestra suerte. El festín que se dio el T-Rex con nuestro compañero de viaje solo será un aviso de todo lo que está por venir.

Pese a los contratiempos, el plan sigue en pie: infiltrarnos en el área científica del parque, sustraer lo que queda del trabajo de la Dra. Everett y vivir para contarlo. Abriéndonos paso entre ruinas, reactivando las instalaciones y, poco a poco, entendiendo un poco mejor lo que de verdad nos ha llevado hasta esa trampa mortal. Una de la que solo escaparemos a base de ingenio y sigilo.

Jurassic World Aftermath, de la Realidad Virtual a Nintendo Switch

Screenshot 986

El apartado artístico de Jurassic World Aftermath es demasiado sencillo. las animaciones son toscas y se apoya por completo en un Cell Shading grueso y un uso de colores planos que asemejan más el resultado a una aventura de Telltale Games de hace dos generaciones que a las películas de Jurassic World. Quizás, como recurso visual, funcionase en el formato de la Realidad Virtual. Sin embargo, a la hora de llevar el juego a Switch, Coatsink Software se ha centrado casi por completo en redefinir la experiencia jugable y adaptarla a los botones y sticks de toda la vida.

Así, Jurassic World Aftermath pasa de ser una aventura interactiva en la que debemos interactuar con palancas y botones mientras escapamos de dinosaurios extraordinariamente hambrientos a un título que a nivel narrativo y jugable sigue la estela de Firewatch: atravesamos las instalaciones mientras la Dra. Mia Everett (interpretada por Laura Bailey, nada menos) nos guía mientras arma el puzle argumental del juego más allá de lo que ocurre delante de nuestras narices.

Sin embargo, las vistas rara vez o ninguna son cautivadores, la ambientación queda deslucida por la estética y, a diferencia de Firewatch o cualquier otro juego narrativo en primera persona, Jurassic World Aftermath se empeña en recordarte en cada tramo importante que es un juego de sigilo, exploración y supervivencia.

Screenshot 982

Como Sam, estaremos en la mayoría de los casos completamente desprotegidos, de modo que nuestro gran cometido es atravesar las instalaciones sin llamar la atención de cualquier dinosaurio que nos salga al paso. Podemos y deberemos agacharnos, correr y hasta deslizarnos, pero el resultado no es tan profundo como el de sistemas de realidad virtual en los que el sonido o los ruidos que hacemos tienen consecuencias.

Lo cual no quiere decir que no haya montones de momentos de tensión a partir de algo tan simple como atravesar una habitación.

El uso de las palancas, botones físicos o teclados digitales se hace con los Joy Cons o los mandos tradicionales, con lo que también se pierde buena parte de esa experiencia inmersiva del juego de Realidad Virtual. Por no hablar de un sistema de control teledirigido que obtendremos durante los primeros compases y que será esencial para distraer a los dinosaurios desde la distancia.

Elementos que sumados tienen un efecto colateral directo: en lugar de ofrecernos visitar unas instalaciones de  Jurassic World palpables e interactivas, el cambio en las mecánicas de juego hace que se pierdas montones de matices y, por extensión, encaje más como aventura de sigilo en primera persona que bebe de la licencia de la Universal.

Dinosaurios que muerden, pero no dan miedo

Nswitchds Jurassicworldaftermathcollection 05

La otra gran diferencia de Jurassic World Aftermath Collection frente a la versión de Meta Quest es que en esta ocasión tenemos acceso a las dos partes de la historia. O, más bien, a la historia completa que fue inicialmente lanzada en enero de 2020 y únicamente concluida con una segunda parte con más puzles y áreas de exploración. En cualquier caso, y pese a que en el título lleva implícita la palabra colección, se trata de una historia con su principio y su fin. Una que es posible completar en una o dos sesiones de juego, sobre todo si rascamos horas de juego en modo portátil de Switch.

Y eso no es malo, que conste.

Es poco probable que te quedes atascado en unos puzles diseñados para resolverse en Realidad Virtual salvo, claro, que no prestes atención a lo que se te dice (los textos son en español) o a las indicaciones de la partida, pero que acabes siendo asaltado y parte del menú de los dinosaurios del juego es una simple cuestión de avanzar en las mecánicas de ensayo y error del propio juego. Lo cual no quita que si somos observadores, interpretamos correctamente los sonidos y logramos ser sigilosos tengamos más posibilidades de escapar a la primera.

Screenshot 984

Por otro lado, la inteligencia artificial y las reacciones de los dinosaurios es muy sencilla, pero lo suficientemente justa como para que en todo momento tengamos presentes sus reacciones, sepamos nuestros límites, seamos atrevidos y no le quitemos el ojo a los lugares en los que podríamos colarnos en el peor de los escenarios.

¿Nos llevaremos algún susto? Más bien, seremos conscientes de las amenazas y de vez en cuando seamos sorprendidos. Nada más. Que se opte por un apartado artístico en el que el cell-shading es tan de dibujo animado hace que difícilmente nos quedemos embobados ante la aparición de un T-Rex. Aunque atraviese una ventana. Quizás en realidad virtual sea distinto, pero las animaciones y los acabados son los que son y la experiencia de juego en los modos TV y portátil de Switch tampoco ayudan a la narrativa.

Y, sin embargo, al final del juego nos encontramos con la curiosa sensación de haber protagonizado un capítulo perdido de la saga Jurásica. Uno menor, desde luego, casi anecdótico, pero legítimamente vinculado a las películas: llegados a cierto punto del juego escucharemos la voz de Jeff Goldblum, quien repite como el Dr. Ian Malcolm. Eso sí, su voz original en inglés.

La opinión de VidaExtra

Screenshot 987

Apenas dura una tarde, dos a lo sumo o tres si no estamos a lo que estamos, pero Jurassic World Aftermath Collection es lo más parecido a protagonizar una película de Jurassic Park en Nintendo Switch. Definitivamente, se nota en todos los aspectos que es un juego diseñado para la Realidad Virtual que ha sido acomodado a las posibilidades de la consola de Nintendo. Pero, con todo, lo esencial siempre prevalece: meternos en la isla de Nublar a hurtadillas y tratar de sobrevivir a sus dinosaurios.

Por el camino se pierden unos controles, mecanismos y modos de resolver puzles diseñados para la realidad virtual, así como escenas cuyas emociones quedan diluidas al dar el salto de la natural observación libre con la vista al sencillo juego de cámaras del stick derecho. Porque no es lo mismo verse atrapado y en situaciones límite en Oculus Quest que cómodamente tumbado boca arriba y desde la pantalla de una Switch. Jugar a oscuras y en una tele tampoco cambia demasiado la experiencia.

Nswitchds Jurassicworldaftermathcollection 06

Y es que la saga cinematográfica de Jurassic Park es mucho más que la fascinación por ver dinosaurios en la gran pantalla, aunque no se puede cuestionar que los colosos que poblaron la tierra hace millones de año siempre han sabidoel motor de la misma. Jurassic World Aftermath Collection se apoya en los momentos de tensión y peligro de las escenas más icónicas y, en el proceso, nos hace un tour privado por las instalaciones permitiendo que toqueteemos casi todos los botones a la vista. Si, además, lo hacemos en el orden o el momento adecuado es posible que sobrevivamos. O no.

Con todo, y pese a que los defectos de Jurassic World Aftermath Collection están constantemente a la vista, como videojuego es un reclamo perfecto para los fans de la saga cinematográfica. No de los dinosaurios en general, que conste, sino de aquellos que han vivido cada estreno y reestreno de Jurassic Park y Jurassic World a lo grande, se resisten a despedirse de la franquicia y tienen la falsa ilusión de que se desenvolverían mejor que sus protagonistas.


Jurassic World Aftermath Collection

Jurassic World Aftermath Collection

Jurassic World Aftermath Collection

Plataformas Nintendo Swith. También disponible en Meta Quest.
Multijugador No
Desarrollador Coatsink Software
Compañía Coatsink Software
Lanzamiento 10 de noviembre de 2022

Lo mejor

  • Una aventura diseñada específicamente para los fans de la saga jurásica
  • ¿Alguna vez has querido poner los pies en las ruinas de Jurassic World? Esta es la tuya

Lo peor

  • Pese a que se ha buscado convertir toda la experiencia de VR a Switch, el cambio de formato se acaba notando
  • Si vienes en busca de una sensación de terror en primera persona, hay alternativas bastante mejores

We would love to say thanks to the writer of this post for this outstanding material

Apenas dura una tarde, pero Jurassic World Aftermath Collection es lo más parecido a protagonizar una película de Jurassic Park en Nintendo Switch