Cómo aumentar la productividad y memoria, según Bill Gates

Bill Gates destaca como una figura prominente en Estados Unidos, siendo reconocido por ser uno de los cofundadores de Microsoft. Actualmente, su actividad abarca diversos emprendimientos, inversiones y esfuerzos filantrópicos. A pesar de su apretada agenda, el multimillonario comparte su fórmula para mantener una productividad óptima.

Por varios años, fue el hombre más rico del mundo en la lista de la revista Forbes, hasta que fue rebasado por Jeff Bezos, el fundador de Amazon.

Además, tiene varias fundaciones de caridad como Bill & Melinda Gates Foundation, Match for Africa, The Giving Pledge, OER Project, Breakthrough Energy y Mission Innovation.

EL SECRETO DE BILL GATES ES LA MEDITACIÓN

Bill Gates aumenta su productividad y memoria al practicar la meditación al menos tres veces a la semana por 10 minutos cada sesión. En un ensayo de , contó cómo se ha beneficiado tras incorporar a su vida diaria.

No estoy seguro de cuánto me habría ayudado la meditación a concentrarme en mis primeros días con Microsoft, porque sin ella me concentraba de manera monomaníaca. Pero ahora que estoy casado, tengo tres hijos y tengo un conjunto más amplio de intereses profesionales y personales, es una gran herramienta para mejorar mi enfoque”, escribió en su página web.

Bill Gates practica la meditación y el mindfulness (Foto: Bill Gates / Instagram)

También me ayudó a dar un paso atrás y relajarme con cualquier pensamiento o emoción presente. Me gusta lo que obtengo de mis 10 minutos cada pocos días”.

EL INICIO DE BILL GATES EN LA MEDITACIÓN

Bill Gates no es una persona particularmente religiosa o interesada en lo místico, pero cuando aprendió más sobre los beneficios de la meditación, su perspectiva sobre esta práctica cambió.

Pensé en la meditación como algo woo-woo ligado de alguna manera a la reencarnación, y no lo creía. Últimamente, sin embargo, he adquirido una comprensión mucho mejor de la meditación. Ciertamente no soy un experto, pero ahora medito dos o tres veces por semana, durante unos 10 minutos cada vez”, explicó.

Desde entonces, se volvió en una herramienta para ejercitar la mente y aprender a controlarla, la cual compartía, en ocasiones, con su entonces esposa, Melinda French.

Ahora veo que la meditación es simplemente un ejercicio para la mente, similar a la forma en que ejercitamos nuestros músculos cuando practicamos deportes. Para mí, no tiene nada que ver con la fe o el misticismo. Se trata de tomarme unos minutos de mi día, aprender a prestar atención a los pensamientos en mi cabeza y distanciarme un poco de ellos”, agregó.

We want to give thanks to the author of this write-up for this outstanding content

Cómo aumentar la productividad y memoria, según Bill Gates