Stellan Skarsgård asegura que trabajar con Lars von Trier es muy parecido a rodar ‘Mamma Mia!’

El pasado 12 de septiembre Vogue publicó una historia oral de Mamma Mia! Este texto daba voz a la mayor parte del reparto y equipo de este musical con canciones de ABBA que arrasó en 2008, encandilando al público lo suficiente para alumbrar años después una secuela, Una y otra vez. Durante toda esta historia surge a cada tanto la idea de hacer una tercera, como un deseo que todos tienen interiorizado aunque parezca difícil. El entusiasmo de Stellan Skarsgård es especialmente entrañable.

“Solo es cuestión de encontrar suficientes canciones para idear una nueva historia”, asegura el veterano actor danés. “Estaré en una urna para cuando haya un guion de Mamma Mia 3, pero participaría encantado como un montón de cenizas”. Skarsgård ha descrito el clima de rodaje coincidiendo con lo que siempre se ha dado a entender y es que la producción de Mamma Mia!, orquestada por Phyllida Lloyd, fue una auténtica fiesta. Lo curioso es que el intérprete añade que esa gran relajación que sintió le resultaba familiar, porque ya había experimentado algo parecido… trabajando con Lars von Trier.

El cineasta danés ha recurrido a Skarsgård en películas como Rompiendo las olas, Dogville o Nymphomaniac, siendo todos ellos dramas intensos y vanguardistas, poco que ver con Mamma Mia! No parece haber autor más en las antípodas de ABBA que Von Trier, pero Skarsgård asegura que el trabajo no se diferencia tanto. “Creo que nunca me he sentido más relajado en un set como en Mamma Mia! Excepto con Lars Von Trier, lo cual sé que suena extraño. Pero sus películas son muy de arte y ensayo, siempre sentí que podía arriesgarme, y lo mismo pasó con Mamma Mia!”

Anteriormente Skarsgård dio a entender que en los rodajes con Von Trier “había mucho alcohol”. “Rodábamos cinco días a la semana, y luego los fines de semana hacíamos grandes fiestas en el hotel”, explicó. Experiencia que se extendió a Mamma Mia! “Lo que quieres conseguir en una película es la vida real, que es difícil de captar y no se puede hacer si no te sientes seguro. Puedes ser hábil y elegante, pero el encanto de la película era que todos disfrutábamos enormemente”.

Del musical con Meryl Streep, Skarsgård también destaca que fue una cura de humildad. Él llegaba de hacer un tipo de cine distinto, “pretencioso” en sus propias palabras, y le tuvieron que poner los puntos sobre las íes. “Como no había hecho nada tan ligero antes, llegué a Mamma Mia! con mucha ambición. Dije que tenía algunas ideas sobre mi papel, y no había dicho cinco palabras cuando todas las mujeres se giraron y me miraron con expresión de ‘¿ah, sí?’ Fue entonces cuando me di cuenta de que no debía intentar actuar, sólo estar guapo y divertido”.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

We would love to thank the writer of this article for this remarkable material

Stellan Skarsgård asegura que trabajar con Lars von Trier es muy parecido a rodar ‘Mamma Mia!’