Lily Collins felicita el cumpleaños a su padre, Phil Collins, a pesar de sus desavenencias: “No importa la edad que tenga. Siempre te necesitaré”

La relación entre el músico Phil Collins y su hija, Lily Collins, ha tenido sus altibajos. La actriz, que protagoniza la exitosa serie de Netflix Emily en París, ya aseguró en una entrevista para EL PAÍS en 2017 que su padre nunca había estado para ella, y que si ha tenido éxito como artista ha sido por sus propios medios y sin su apoyo. “Nunca llamó a un productor, a un director, a un agente, a nadie. Fue mi madre quien metió lo mejor del Hollywood dorado en mi cabeza”, aseguró entonces. Ese sentimiento parece haber evolucionado, algo que la joven de 32 años ha demostrado el domingo 30 de enero en una de sus publicaciones de Instagram más recientes, en la que se ha lanzado a felicitar a su padre en su 71º cumpleaños.

“Feliz cumpleaños, papá. Puede que ya no quepa en tus brazos ni me siente cómodamente sobre tus hombros, pero sigues abrazándome con fuerza cuando más lo necesito”, ha comenzado escribiendo la actriz bajo una imagen en la que ambos aparecen juntos, cuando Lily solo era una niña. “Puede ser que no pasemos tiempo juntos con tanta frecuencia, pero cuando estamos cara a cara, realmente me ves. Puede que no siempre lo creas, pero confía en mí cuando digo que no importa la edad que tenga o lo que la vida pueda llevar. Siempre te necesitaré”, ha continuado la actriz.

“Ya sea mirándote en el escenario con orgullo o riéndome contigo en casa jugando al Trivial, siempre estaré agradecida por los momentos y recuerdos que compartimos. Especialmente los que ahora atesoro como adulta”, ha señalado, demostrando que a pesar de los obstáculos a los que se han expuesto juntos han sabido reformar su relación. “Gracias por inspirarme y apoyar a la mujer que soy hoy. Te amo hasta la luna y vuelta”, ha concluido, emotiva.

Al texto también se ha sumado la felicitación de Charlie McDowell, el marido de la artista desde hace menos de un año, que ha enviado sus mejores deseos a través de los comentarios de este post. “¡Os quiero a los dos! Felicidades, Phil”, ha intervenido el director y guionista de 38 años.

La polémica entre padre e hija nació a raíz de la relación de Phil Collins con la madre de Lily, Jill Tavelman, con quien estuvo casado el batería hasta que la pequeña cumplió cinco años. Fue entonces cuando se filtró en los periódicos que la estrella del rock había dejado a Tavelman por otra mujer a través de un fax que envió a su casa de Sussex: “Estoy tan enfermo y cansado de tu actitud, Jill. No volveré el jueves. No espero que te parezca bien nada de lo que ha pasado, por supuesto que no. Eres tú quien se debe sentir ofendida de que deba elegir estar con otra persona. Tú eres la que tiene el maldito problema. Estoy enamorado de Orianne y deseo estar con ella. Amo a mi hija y volaré para verla cuando tenga un día libre durante la semana. Esto al menos nos mantiene a todos lo más felices posible, dada la situación”. Posteriormente argumentó que le mandó el texto a su esposa porque no cogía el teléfono. Sin embargo, el daño ya estaba hecho. No solo marcó un antes y un después en la relación con su hija, sino que incluso hizo que las ventas de sus discos se resintieran.

A pesar de que la ausencia de Phil Collins hizo mella en la infancia de la actriz, ella ya aseguró en 2017 en su libro Unfiltered: No Shame, No Regrets, Just Me (Sin filtros: sin vergüenza, sin arrepentimientos, solo yo) que no siente rencor: “Te perdono por no haber estado cuando te he necesitado y por no ser el padre que esperaba. Te perdono por los errores que has cometido y, aunque parezca que es muy tarde, aún no lo es”, escribió esperanzada. Ahora la relación ha experimentado un cambio favorable para ambos que la actriz no ha dudado en agradecer públicamente.

We would like to give thanks to the writer of this post for this amazing material

Lily Collins felicita el cumpleaños a su padre, Phil Collins, a pesar de sus desavenencias: “No importa la edad que tenga. Siempre te necesitaré”