La vida de Michael Douglas antes de Cathetine Zeta-Jones: infidelidades, drogas y adicción al sexo

Michael Douglas llevaba una vida lujuriosa antes de enamorarse de Catherine Zeta-Jones en su papel de Elena Montero en La máscara del Zorro en la pantalla grande. Y ese amor, que hoy lleva más de dos décadas, lo salvó de su propio historial de infidelidades, alcoholismo y adicciones a las drogas y el sexo.

Michael Kirk Douglas –nacido el 25 de septiembre de 1944 en Nueva Jersey- se casó en 1977, en los inicios de su carrera actoral, con Diandra Luker. Heredera millonaria de una familia de diplomáticos, a ella le gustaba recorrer el mundo con diferentes cruzadas.

Leé también: Cumple 76 años Glenn Close, la actriz de ‘Atracción fatal’ que provocó la adicción sexual de Michael Douglas

Pero cuando nació su hijo Cameron, hace 44 años, no demostró saber nada sobre la vida silvestre: le regaló un ocelote al pequeño, que lo atacó. El chico terminó en el hospital y el animal en el refugio del que había sido sacado.

Mientras tanto, el protagonista de Las calles de San Francisco –junto a Karl Malden, entre 1972 y 1976- lanzaba su carrera cinematográfica y grababa películas en diferentes países. Además, salía con una cantidad infinita de mujeres y se emborrachaba y drogaba noche tras noche.

Michael Douglas junto a su pareja, Catherine Zeta-Jones. Foto: REUTERS/Eric GaillardPor: REUTERS

Según él mismo dijo tiempo después, heredó de su famoso padre Kirk Douglas –muerto en 2020 a los 103 años- la infidelidad y las adicciones.

La adicción al sexo de Michael Douglas

Pero todo fue peor desde 1987, cuando grabó Atracción fatal con Glenn Close. La química entre los intérpretes del abogado Dan Gallagher y la deslumbrante Alexandra Forrester fue tan grande, que la actriz se separó de su marido James Marlas, con quien se había casado apenas tres años antes.

Mientras que para Michael Douglas comenzó una nueva adicción por la que también tuvo que tratarse. El actor confesó en 1993, cuando protagonizó Bajos instintos junto a la bella Sharon Stone, que “su deseo sexual era tan incontrolable que afectaba su vida privada”. Y por eso se internó en una clínica de rehabilitación.

A pesar de sus interminables aventuras extramatrimoniales, recién se divorció de Diandra Luker en el año 2000. Él ya había conocido a un nuevo amor, pero su esposa le aseguró que “para casarse otra vez, primero tendría que divorciarse”. Y se la hizo muy difícil.

La llegada del amor

El hijo de Kirk Douglas y la bella actriz galesa se conocieron durante el Festival de Cine Americano de Deauville en 1996, donde él presentaba la remake de Hitchcock: un crimen perfecto, mientras ella protagonizaba La máscara del Zorro junto a Antonio Banderas.

Michael Douglas junto a Catherine Zeta-Jones y su hija, Carys Zeta Douglas. Foto: REUTERS/Sarah Meyssonnier

Michael Douglas junto a Catherine Zeta-Jones y su hija, Carys Zeta Douglas. Foto: REUTERS/Sarah MeyssonnierPor: REUTERS

El actor español y su entonces esposa Melanie Griffith los presentaron, pero a Michael Douglas le costó mucho conquistarla. En la cena luego de la proyección de la película protagonizada por la galesa, él se sentó a su lado y le dijo al oído: “Voy a ser el padre de tus hijos”. Pero ella se asustó por culpa de su historial y lo rechazó. Después llegaron las flores de disculpas, las charlas y los encuentros secretos.

Él venía de un divorcio escandaloso y multimillonario de su primera esposa, Diandra Luker. Mientras Catherine Zeta-Jones tenía 31 años, veinticinco menos que él, y también arrastraba problemas de depresión y bipolaridad.

Leé también: Michael Douglas contó que sufre de pérdida de memoria a corto plazo

Sin embargo, y contra todos los pronósticos, estrellas de Hollywood se casaron el 18 de noviembre de 2000 en una gran fiesta en el Hotel Plaza de Nueva York. Y desde entonces, hace casi veintitrés años, Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones -que se había convertido en madre de su hijo Dylan, de 23 años, antes de la boda, y de su hija Carys, de 20- forman una pareja sólida y unida, que superó todas las adversidades.

We would like to thank the writer of this article for this amazing material

La vida de Michael Douglas antes de Cathetine Zeta-Jones: infidelidades, drogas y adicción al sexo